A los 6 años, las niñas ya asocian brillantez con masculinidad, en la adolescencia sienten mayor ansiedad ante las matemáticas que los chicos y cuando llegan a la Universidad su escasa autoestima es un hecho: las mujeres solo son el 25% de los alumnos de ciencias.

Ante esta realidad, la iniciativa 11 de Febrero se ha marcado este año el objetivo de combatir la discriminación femenina en Ciencia y Tecnología desde los colegios.

Noticia publicada en EFE: FUTURO 31.01.2018