“Las contribuciones de las mujeres a todos los niveles son más invisibilizados, por ejemplo, los artículos de mujeres son menos citados, se les dan menos premios cuando en realidad lo merecen, se las va apartando poco a poco. Hay diferentes estudios que demuestran que, con el mismo currículum, se valora más al hombre que a la mujer. En general las mujeres se encuentran más aisladas, se encuentran un clima más hostil y la suma de todas estas cosas hace que las mujeres acaben abandonando la carrera científica”, describe Leni Bascones, científica titular en el Instituto de Ciencias Materiales de Madrid del CSIC y miembro del equipo coordinador de la iniciativa 11 de Febrero.

Artículo de Marta Martinez publicado en deia 11 de febrero 2018